|

Inncells apuesta por Lean GxP

La calidad como puerta al mercado internacional

Jueves, 04 de Julio de 2013 00:00

alt

Inncells inicia su proceso de certificación de Buenas Prácticas de Laboratorio de la mano de Lean GxP.

 

Inncells ofrece soluciones in vitro innovadoras a la necesidad que tienen investigadores y fabricantes del sector biosanitario y dermocosmético de adaptarse a la normativa europea (76/768/CEE, 86/609/CEE) que pretende minimizar/eliminar el uso de modelos animales en experimentación.

Debido al inminente cambio de normativa en el sector dermocosmético por la entrada en vigor de la regulación de productos cosméticos EC 1223/2009 el próximo 11 de julio de 2013, Inncells y el resto de laboratorios afectados por el cambio legislativo ya han empezado a trabajar para amoldarse al nuevo paradigma.

Aprovechando esta circunstancia y asesorada por la consultora de calidad Lean GxP, Inncells dará un paso más para subirse al carro de la competitividad internacional documentando sus procedimientos según una acreditación BPL (Buenas Prácticas de Laboratorio).

Para María Matabuena, directora de Inncells, la experiencia de trabajar con la consultora de calidad ha supuesto un antes y un después para la compañía: “el trabajo diario absorbe tanto que muchas veces nos olvidamos de la importancia de acreditar la gran labor que hace el equipo de nuestro laboratorio. En nuestro caso, trabajar codo con codo con Lean GxP nos ha permitido optimizar los tiempos y los recursos invertidos en certificar nuestra profesionalidad. Esta modernización nos abrirá la puerta al mercado internacional, algo muy importante para una pequeña Biotech como nosotros”.

Hoy en día, cualquier farmacéutica envuelta en el desarrollo de productos dermocosméticos debe asegurarse que todos los laboratorios implicados en ese proceso cuentan con una acreditación de Buenas Prácticas de Laboratorio o BPL (BOE-A-2000-13702). Además, los principios de BPLs pueden ser utilizados como criterios de auditoría de compañías prestadoras de servicios de manera que, la mayor parte de las ocasiones, se utilizan como una garantía a la hora de evaluar proveedores. Por otro lado, una acreditación como el sistema de BPLs, permite a un laboratorio avalar la excelencia de su servicio de cara a sus clientes nacionales y sobre todo internacionales.

A pesar de estas justificaciones de peso, la complejidad que supone el proceso de obtención de estas acreditaciones frena a priori muchas pequeñas Biotech. Sin embargo, buscar un compañero de viaje experto en el campo permite a estas empresas equiparar en sólo unos meses sus servicios o productos a los ofrecidos por una gran multinacional:

En palabras de Francisco Arenal, director de Lean GxP, “La realidad del mercado biotecnológico actual obliga a las empresas a buscar clientes fuera de nuestras fronteras. Esta coyuntura, está situando a las pequeñas Biotech en contacto real con sus diferentes entornos y estándares de calidad, obligándoles a obtener las acreditaciones y certificaciones que hasta ahora no necesitaron. Es un esfuerzo que han de realizar, ya que estas acreditaciones y certificaciones se traducen en la materialización de nuevos acuerdos y contratos, y por lo tanto, en la expansión internacional de sus mercados”.